sábado, 16 de octubre de 2010

The World

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.
La vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla.
Vivir no es sólo existir,
sino existir y crear, 
saber gozar y sufrir 
y no dormir sin soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario